"LOS PICAPEDREROS" UN CUADRO CON CONTENIDO SOCIAL, PINTADO EN EL AÑO 1849 POR GUSTAVE COURBERT.

ÓLEO SOBRE LIENZO DE 165 x 238 cm, OBRA DE ARTE DESTRUIDA POR UN BOMBARDEO EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL. 


Solo faltaban tres meses para que termine la guerra y por esas desgracias de la vida, se perdió una de las joyas del arte pintada por Gustave Courbert y con ello la perdida de parte de la historia de la vida, porque el arte es un símbolo, un signo esencial y material de nuestra cultura y memoria que debemos preservar, porque es belleza de la creación humana y porque es un documento indispensable para explicar la historia.

"Los picapedredos" se presentó en el Salón de París en 1850 y causó un cierto escándalo entre el distinguido público, que no terminaba de digerir la representación de la realidad, sin adorno de ningún tipo, que hizo el pintor. Es más, la imagen se consideró posteriormente como “revolucionaria” por la historiografía marxista y se considera como un temprano ejemplo de arte social.

El cuadro representaba a dos picadores de piedras en plena faena. Uno de ellos es un hombre mayor mientras que el segundo es apenas un muchacho, lo que nos da una idea de continuidad: el joven probablemente llegará a la edad de su compañero desempeñando el mismo oficio. Su ropa está desgastada, incluso rota, y la olla que se ve cerca de ellos nos da la impresión de la vida de miseria de los trabajadores a pesar de la dureza de su trabajo.

Courbet no hizo un retrato de unos trabajadores sino que retrató el trabajo en sí mismo, he allí que no se ve los rostros de los trabajadores con toda su dureza y su humildad y sin dejar que nos distrajéramos con detalles anecdóticos, por eso esta pintura se considera como precursora de la pintura social y por eso se consideró revolucionaria. 

Con "Los Picapedreros", Courbet inaugura la temática social en la pintura, según su amigo Proudhon. El lienzo surgió cuando el pintor contempló la dureza del trabajo de estos dos hombres, transmitiendo con su pintura una fuerte carga social; el artista se concentra en la labor de los trabajadores y pone toques de confirmación de la pobreza, son sus ropas raídas, apreciándose claramente los parches de los pantalones o los agujeros en las camisas. 

Con esta obra, Courbet quiere democratizar el arte, analizar la sociedad para corregirla ya que el pintor tiene una misión que cumplir. Los dos picapedreros se recortan sobre la oscura loma que hay tras ellos, apreciándose referencias a la naturaleza. Las piedras, la cacerola del fondo, los útiles de trabajo toman un papel protagonista en la composición, recogiendo el pintor con el mayor realismo posible lo que observan sus ojos.

También el pintor ha querido poner el escena la experiencia del trabajador mayor que realiza su labor protegido con sombreros, chaleco y medias, de lo que parece no preocuparle al otro trabajador que es el joven y que a cambio lo remplaza con su juventud y fortaleza.

Entradas populares de este blog

EL BANCO SUIZO DRESDNER BANK INFORMA QUE RAJOY AVALÓ A BARCENAS PARA QUE TENGA SU CUENTA BANCARIA.

LAS CAÍDA EN LAS ENCUESTAS DEL "PP" OBLIGA A RAJOY A MENTIR.